Cd. Delicias, Chih. 26 de septiembre de 2020


Tal vez un soldado americano llevo el coronavirus a Wuhan

Fecha/hora de publicación: 13 de marzo de 2020 13:46:59

El gobierno chino puso en cuarentena la ciudad de Wuhan debido a la epidemia COVID-19, pero afirma que el nuevo coronavirus no procede necesariamente de China, y no duda en inspirarse en teorías complotistas.

Tras haber registrado más de 80 mil contaminaciones y 3 mil muertes en su territorio desde diciembre, China registra desde hace varias semanas un fuerte retroceso de la epidemia, que sí se ha extendido en cambio a más de un centenar de países, donde ha dejado 1.700 fallecimientos.

El régimen comunista, inicialmente acusado de tardar en reaccionar ante la epidemia, contraataca ahora dando a entender --sin prueba científica-- que el coronavirus podría ser de origen extranjero.

"Es posible que haya sido el ejército estadounidense el que trajo la epidemia a Wuhan", aseguró en Twitter el jueves por la noche un portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores chino, Zhao Lijian.

"¡Estados Unidos debe ser transparente! ¡Y debe publicar sus datos! Estados Unidos nos debe una explicación", agregó.

Horas antes, otro portavoz de Exteriores, Geng Shuang, había criticado a los funcionarios estadounidenses por comentarios “inmorales e irresponsables” que culpaban a la respuesta de Pekín al coronavirus por empeorar el impacto global de la pandemia. Cuando se le preguntó en la rueda de prensa diaria sobre los comentarios de O’Brien, Geng dijo que tales declaraciones no ayudarán a los esfuerzos estadounidenses por combatir la epidemia. Los esfuerzos de China para frenar la propagación habían comprado el tiempo al resto del mundo para prepararse contra la epidemia, agregó. “Deseamos que algunos funcionarios en Estados Unidos concentren su energía en este momento en responder al virus y promover la cooperación, y no en echarle la culpa a China”.

EU acusa a China de no responder de manera adecuada a coronavirus en un momento en que un medio estatal chino ha publicado recientemente que Washington oculta a los estadounidenses la verdad sobre el contagio de coronavirus entre la población del país norteamericano.

Este miércoles, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el brote del COVID-19 como pandemia y confirmó más de 118 000 casos de la infección en 114 países y 4291 fallecimientos.

Días previos, la Comisión Nacional de Salud de China ha asegurado que el país ha superado el punto máximo de la epidemia.

Con información de La Razón y El Nuevo Siglo

Regresar a la portada