Cd. Delicias, Chih. 20 de agosto de 2019


Fue tragado por una ballena que después lo devolvió sano y salvo

Fecha/hora de publicación: 14 de marzo de 2019 21:43:54

Como si se tratase del clásico cuento para niños, Pinocho, en el que tanto él como su mentor, Gepeto, fueron tragados por una ballena, lo mismo le sucedió a Rainer Schimpf, un fotógrafo de 51 años, cuando buceaba fue tragado por una ballena que luego lo escupió.

Schimpf, además de ser fotógrafo es director de una agencia de viajes de buceo alemana con base en Port Elizabeth, Sudáfrica. Todo comenzó cuando estaba “intentando tomarle una foto a un tiburón”, en ese momento una ballena, siguiendo un cardumen, se cruzó con el buzo y lo llevó directo a su boca.

"Todo pasó muy rápido. Se hizo la oscuridad y sentí la presión en el muslo. En ese momento sabía que una ballena me había agarrado", explicó el buceador. Schimpf relató que "de manera instintiva, asumí que la ballena me escupiría en algún lugar del Océano Índico", cosa que afortunadamente sucedió.

“Abrió la boca y lentamente comenzó a liberarme y fui expulsado. Conmigo, salieron toneladas de agua. Al tiempo, tragó todos los pescados que aún tenía en su garganta”, contó.

Así fue, que tras unos segundos la ballena soltó al hombre de 51 años a pocos metros de la costa, sano y salvo, junto al cardumen de peces que había atrapado en el mismo acto.

"No hay tiempo para el miedo en una situación así, tenés que usar tu instinto", afirmó. Su esposa, Silke, y un fotógrafo llegaron a documentar la escena y las imágenes muestran las dos piernas de Shimpf fuera de la boca del cetáceo.

Regresar a la portada