Cd. Delicias, Chih. 17 de enero de 2019


"El Chapo", en su mente, es un "empresario"

Foto tomada de Internet: La criminóloga mexicana Mónica Ramírez

Fecha/hora de publicación: 09 de enero de 2019 08:46:50

La criminóloga que platicó con él durante más de seis meses reveló qué existe en la mente de uno de los capos más famosos de la historia
Para la criminóloga mexicana Mónica Ramírez la palabra miedo no existe. Para ella, cada día representa el tener una charla con alguno de los criminales más peligrosos del país. Su trabajo es precisamente realizar los perfiles de cada uno de ellos.

"Si yo tuviera el miedo de la gente común que no está metida en esto, no podría estar sentada enfrente de personas que sé que han cometido delitos gravísimos y que han dejado una herida muy profunda en nuestra sociedad", señaló en diálogo con Infobae.

En su lista de perfiles de los más buscados están el de Miguel Ángel Treviño Morales, Z-40, ex líder de Los Zetas; Servando Gómez Martínez "La Tuta", líder de Los Caballeros Templarios, y Dámaso López Núnez "El Licenciado", del Cártel de Sinaloa, así como decenas de asesinos seriales.

Pero uno de sus perfiles más famosos es el que elaboró de Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera, el fundador del Cártel de Sinaloa, que actualmente enfrenta un juicio en la Corte Federal de Brooklyn, en Nueva York, donde podría recibir una pena de cadena perpetua.

Ramírez logró conocer del capo detalles que tal vez ninguna de sus parejas esté enterada. Por un tema de confidencialidad y de seguridad personal, existe información que la criminóloga no puede revelar, pero accedió a compartir algunos detalles.

Conocido como Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, al capo no le gusta que le llamen "Archivaldo" porque lo considera un nombre muy largo, en cambio, aprecia que le llamen "Joaquín", es adicto a las mujeres y le gusta mucho hablar. Tiene un rasgo de personalidad que lo hace muy respetuoso del matriarcado, en el que su abuela y su madre, Consuelo Loera, tienen una influencia muy marcada.

"Es una persona respetuosa, cuida mucho las formas, cordial, amable, muy reservada pero cuando entablas confianza puedes platicar con él de manera extraordinaria que te permiten saber cómo opera su mente", señaló la criminóloga.

Aseguró que "El Chapo", en su mente, es un "empresario" que encontró un área de oportunidad por la vía de la ilegalidad y aunque demostró ser muy talentoso para los negocios ilícitos, su "IQ es normal".

"A diferencia de otros capos que tienden a personalizar más el ejercicio de la delincuencia, como el z-40 que comete actos atroces de violencia, Guzmán Loera es un capo de la vieja escuela que respeta la palabra.

Sus rasgos narcisistas

Además ser adicto a las mujeres, ante la especialista admitió 23 hijos reconocidos tiene un narcisismo marcado.

"No es un psicópata. Tiene rasgos psicopáticos y rasgos narcisistas que se reflejan en una necesidad de admiración, de sentirse único y especial", expresó Ramírez y añadió que siempre siente orgullo al contar que se levantaba a las 05:00 para ir a los plantíos y laboratorios a organizar a su gente y cómo terminaba su día hasta las 23:00 o 00:00 horas.

"Lo que tiene es una capacidad estratégica muy importante. Sabe a quién poner en el lugar preciso, a quién quitar y cómo mover sus piezas como en un juego de ajedrez"

Durante las distintas entrevistas con la criminóloga, admitió que se hace cargo de todos sus hijos y aunque es un hombre de familia, para quien lo más importante son su madre, su esposa Emma Coronel y sus gemelas, advirtió que no se debe perder de vista que es un hombre que se dedica a los negocios ilícitos.

Hizo una distinción entre "El Chapo" fiestero al que todos hacen referencia y aclaró que cuando se habla del capo se debe hacer una distinción entre las distintas etapas de su vida, "actualmente es el patriarca, es tranquilo, reservado al principio, está acostumbrado a que se le escuche, a negociar y siempre por el bien de las partes y para el bien de la organización y no para él mismo".

Durante la época en la que la criminóloga lo entrevistó (2016), aseguró que ya era muy tranquilo, "seguía las normas y las reglas" y de alguna manera ya estaba resignado a la extradición.

"Cuando él tuvo una aproximación a lo que era la extradición, consideró que no era tan malo y que podía hacer un acuerdo", aseguró.

Explicó que no es un hombre impulsivo. Tiene una visión muy clara de lo que quiere y lo que hace, "no es violento, no expresa agresividad, pero sí tiene temperamento y tiene gente a su cargo. Es muy decidido, firme".

"El Chapo" considera, de acuerdo con sus pláticas, que el peor delito que existe es el secuestro y sobre el narcotráfico opina que la gente consume drogas porque elige hacerlo. Tiene una frase que siempre pronuncia:

"Los hechos son los que te recomiendan"

Sobre el tema de su reunión con Kate del Castillo y el estadounidense Sean Penn, Mónica Ramírez aseguró que en una ocasión habló con el capo del tema y, a pesar de que su encuentro fue una de las pistas que llevó a su captura, "El Chapo" siente respeto por la actriz mexicana y piensa "que fue víctima de la mala jugada".

Mónica Ramírez se dedica al estudio de las mentes criminales desde hace dos décadas. Originaria del estado de Chihuahua, creció en el ambiente de las muertas de Juárez, como se llamó a los feminicidios masivos en la ciudad del mismo nombre, lo que la impulsó a investigar las mentes de quienes provocan el sufrimientos de otros.

Regresar a la portada