Cd. Delicias, Chih. 23 de marzo de 2019


La frontera comienza bien el año con los primeros milagros de la cuarta transformación

Fecha/hora de publicación: 03 de enero de 2019 13:48:28

Con un IVA del 8% en supermercados, salarios de 176 pesos, gasolina en los 13 pesos y en espera que el ISR que se deberá tributar en meses venideros sea del 20% amanecieron los municipios de la frontera más hermosa de México la Heroica Ciudad Juárez.

Primeros milagros del presidente López Obrador para la gente bonita, de la tierra adoptiva del divo predilecto que resucitara el día 7 de enero y vera como su amado pueblo está contento en espera de que con estos beneficios su gente trabajadora luchona salga ahora si del eterno atraso social en que los malos gobiernos sumieron a la llamada mejor frontera de México.

Las expectativas son muy altas, ya que además esperan que la promesa de crear una zona libre se vea cristalizada para que se convierta en un detonante, del despegue ordenado de la fronteriza ciudad, ya que a pesar de ser la ciudad que más aporta para el sostenimiento del estado su rostro de pobreza, olor a orines, calles polvientas, antros de mala muerte, desordenado crecimiento, migración sin control, autoridades de papel y ese cáncer de la policía extorsionadora que pone a la frontera como punto de referencia a nivel mundial, por fin se vayan resolviendo poco a poco pero a paso firme sin voltear a los vicios de antaño.

Juárez requiere que sus hijos ganen bien, pero no solo los obreros y obreras de la maquila, es urgente que sus profesionistas también se realicen los 176 pesos de salario mínimo son un gran aliciente para la clase obrera, pero Juárez cuenta con miles de ingenieros, contadores, administradores, psicólogos y médicos que requieren empleo digno y bien remunerado.

Juárez es el polo de desarrollo más importante del estado por lo que los gobiernos estatal y federal se ven obligados a redoblar el paso, pero que sea en serio y sin simulaciones, ya que lo que ocurra en Juárez se reflejara en todo el estado, por ser el municipio papá de los pollitos, unos pollitos muy flacos por cierto y sin madre que les dé un poco de comida para mitigar su desnutrido estómago.

Regresar a la portada